Apapel – Copistería Online

Estrategias de aprendizaje

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
book with green board background

Una estrategia de aprendizaje es la vía que empleamos de manera intencionada para lograr un objetivo de aprendizaje, durante este proceso seleccionamos una serie de contenidos, procedimientos y técnicas de estudio de acuerdo con lo que nos exige la materia que vamos a estudiar.

A la hora de establecer nuestra estrategia de aprendizaje debemos plantearnos una serie de cuestiones, como el tiempo del que disponemos para estudiar, la cantidad de materia, la dificultad de ésta, los objetivos que queremos alcanzar y, finalmente, el procedimiento para conseguirlos.

La selección de las estrategias de aprendizaje es individual ya que cada persona debe valorar sus habilidades, conocimientos y preferencias respecto a cada materia. A la hora de elegir qué estrategia vamos seguir es muy importante identificar los objetivos que queremos lograr y nuestras habilidades cognitivas y de pensamiento, como las de observar, deducir, sintetizar, analizar, comprender, definir, comparar, clasificar, etc.

Una vez identificado el objetivo de nuestro estudio y las habilidades de las que disponemos, podemos decidir qué estrategia de aprendizaje seguiremos. Hay muchas diferentes, pero las tres más comunes son las siguientes:

  • MNEMOTÉCNICA. Esta estrategia nos ayuda a memorizar contenidos como hechos o términos específicos y son útiles a la hora de recordar capitales, fechas, vocabulario de un nuevo idioma y listados de datos que es necesario memorizarlos sin que tengan un significado, orden o relación comprensibles. Esta técnica es utilizada por muchos estudiantes y está científicamente probado que funciona debido a las siguientes razones:
    • Organización: la estrategia mnemotécnica se basa en crear un contexto coherente donde encajar la información, esto nos permite tener los conceptos relacionados entre ellos, por ejemplo, formando una frase con un listado de palabras que inicialmente no tenían relación entre ellas.
    • Codificación dual: muchas veces asociar imágenes a palabras facilita que recordemos una serie de conceptos ya que codificamos de dos maneras distintas un mismo contenido y eso le facilita a nuestra mente el acceso a la información.
    • Asociación: relacionar elementos entre sí también es un buen método ya que cuando recordamos uno de ellos automáticamente resulta más sencillo recordar el resto.
  • ESTRUCTURAL. Las estrategias estructurales estimulan el aprendizaje activo, ya que consisten en realizar una selección de los elementos más relevantes de un tema y relacionarlos entre sí y organizándolos mediante mapas conceptuales, diagramas o esquemas. Al organizar el contenido en pequeños conceptos relacionados entre sí es mucho más fácil acceder a él y desarrollar el temario a partir de esas ideas principales. Esta técnica de aprendizaje es bastante laboriosa pero es muy efectiva a corto y largo plazo, ya que nos ayuda a asentar los conocimientos.
  • GENERATIVAS. Esta estrategia consiste en la integración de contenidos nuevos con los conocimientos que ya tenemos mediante técnicas como el subrayado, la toma de notas, la transformación del contenido en preguntas y respuestas, etc. Este método facilita la comprensión profunda y la integración de los conocimientos adquiridos.

Aprender a aprender significa ser capaz de reflexionar sobre cómo estamos adquiriendo conocimientos y actuar en consecuencia, autorregulando nuestro propio proceso de aprendizaje mediante las estrategias que más nos convengan y mejor se adapten a nuestras capacidades.

Apapel es una copistería online que imprime para miles de estudiantes de toda España, por eso para nosotros es importante el método de estudio y el resultado. Os invitamos a que probéis nuestro servicio de impresión en www.apapel.es